iluminación

Cómo aprovechar al máximo la luz natural en el hogar

Cómo aprovechar al máximo la luz natural en el hogar 1400 933 El blog de Aquí Tu Reforma

Se acerca el buen tiempo y con él, más horas de luz disponibles al día. Es lógico que queramos aprovechar al máximo esta fuente natural porque nos aporta vida, permite conciliar mejor el sueño e influye en nuestro estado anímico pero sobre todo, porque evita que utilicemos fuentes de iluminación artificiales. Además, con la entrada en vigor de las nuevas tarifas de la luz, ¿qué mayor impulso a utilizar este maravilloso y económico recurso?

 

Distribución de la casa

Hay que saber potenciar aquellos espacios que necesitan una mayor cantidad de luz. Una buena solución es eliminar todos los obstáculos que interrumpen el paso de la luz natural hacia las zonas más oscuras, como por ejemplo los tabiques. También se debe cuidar la distribución de los muebles, para evitar que se interpongan por el camino de la luz. Es por ello que te recomendamos descartar los muebles altos y recurrir a opciones como mesas de cristal, para favorecer el paso de la luz. 

 

El color de las paredes

 

Es de vital importancia utilizar una combinación de buenos colores si lo que deseas es favorecer la luz natural. Las paredes, los suelos e incluso los muebles deben ser de una tonalidad clara, como por ejemplo los blancos, neutros, pasteles o amarillentos, porque generan sensación de luminosidad. Al contrario de lo que sucede con los colores oscuros, que necesitan de mayor luz y potencia. En cuanto al suelo, si es de un color claro, provocará un efecto reflejo, ayudando a conseguir esta sensación de luminosidad.

Las puertas y ventanas

Las ventanas son el elemento principal para aprovechar el paso de la luz natural exterior hacia el interior de nuestro hogar. Es por ello de la importancia de que sean lo más amplias posibles y que tengan una ubicación idónea para captar la luz. En caso de no poder modificarlas, es recomendable mantener una buena limpieza de los cristales y pintar los bordes de blanco, para que se vean más grandes y luminosas.  

 

Respecto a las puertas, el uso de puertas correderas es un fantástico truco para favorecer el efecto alumbrador. En caso de no querer disponer de este tipo de puertas, otra opción serían las puertas abatibles de cristal o de colores claros. 

 

Utilizar cortinas ligeras 

Las cortinas, los estores o los visillos son un complemento importante para nuestro hogar para potenciar su luminosidad, si son demasiado gruesos u opacos, los rayos de sol los atravesarán con mayor dificultad. Las telas que más facilitan este paso son las más ligeras como el lino, la gasa o la organza, y deberán de ser de un color claro y de una textura poco tupida. 

 

Espejos y otros complementos  

La colocación de espejos es uno de los complementos que darán un toque decorativo a la par que favorecerá la multiplicación de la luz natural. Además, los complementos que se decidan colocar en nuestro espacio deberán de ser de colores claros, como por ejemplo el blanco o las maderas claras, e incluso cristal o materiales lacados, que darán un protagonismo a la luz. 

 

Nuestro hogar es una pieza fundamental en nuestro día a día, nos permite desconectar, recargar pilas y estar con los nuestros. Es por ello que un hogar con una buena iluminación puede hacer la diferencia. En Aquí tu Reforma ponemos siempre el foco en el bienestar de las personas, no solo en las reformas. Nos gusta crear espacios acogedores y sostenibles, que mantengan una eficiencia energética. Si te interesa reformar tu hogar, puedes contactar con nosotros coordinando un presupuesto gratuito y sin compromiso aquí

La importancia de la iluminación en la reforma de tu hogar

La importancia de la iluminación en la reforma de tu hogar 800 450 El blog de Aquí Tu Reforma

A pesar de su esencial envergadura, la iluminación es, a menudo, la más olvidada en un proyecto de reforma. En muchas ocasiones no se la tiene en cuenta y, consecuencia de ello, el resultado no acaba de ser 100% satisfactorio. Por eso es básico que antes de aventurarnos con una reforma del hogar, pongamos en manos de expertos interioristassu planificación. Ellos nos aconsejarán, entre otras cosas, sobre la mejor combinación de luces arquitectónicas y decorativas, clave del éxito para tu hogar. ¿Sabías, por ejemplo, que nunca hay que iluminar un espejo desde arriba? 

La luz arquitectónica es perfecta para el perimetral y lineal de pasillos, librerías, falsos techos, molduras y otros elementos estructurales. Es importante planificarla bien, con antelación e identificando los puntos que dejaremos para las lámparas decorativas o ambientales. 

Una buena ejecución de la iluminación cambia por completo el ambiente de cada estancia de la casa. Su calidez o direccionalidad influirá de forma directa a la hora de crear espacios destinados al relax (luz amarilla) o al trabajo (luz blanca). Según el efecto que deseemos aportar, elegiremos un tipo u otro de lámpara. Las de pie son perfectas para la lectura en salones, ya que ayudan a enfatizar un punto focal concreto. Las de techo van bien para aportar un baño de luz en comedores, además de vestirlos y sumar presencia sobre la mesa. Para los dormitorios es aconsejable usar lámparas de pared, dan luz y textura. Y lo mejor para el baño son los espejos retroiluminados.

Por otro lado, las lámparas de papel o de lino ayudan a difuminar la luz. Son aconsejables para crear sensación de tranquilidad a la vista. En cambio, si lo que se queremos es crear un ambiente divertido en habitaciones infantiles, lo mejor son las guirnaldas. Si además son de color, aportarán un plot-twist sorprendente. A los niños les encantan.

En cuánto a tendencias, lo último son las lámparas inalámbricas. Hoy en día hay un montón de opciones y diseños para todos los gustos. Además, son ideales para terrazas, balcones y espacios exteriores. 

En la elección de luces decorativas es importante tener en cuenta cómo quedan cuando están apagadas… Son luz de noche, escultura de día.

Lo mejor es ponerlo en manos de un experto en la materia para evitar errores incorregibles (especialmente en cuanto a la iluminación arquitectónica). Un interiorista cualificado nos librará de disgustos innecesarios, como encontrarnos olas de luz sobre las paredes, juegos terroríficos de luces y sobras o pérdida de volúmenes. También se asegurará de ubicar correctamente las tomas de corriente para solventar nuestras necesidades. La ayuda de un interiorista nos añadirá mayor sostenibilidad al proyecto. Un profesional tendrá en cuenta qué zonas necesitan puntos de luz y cuales no para que el consumo eléctrico de nuestro hogar se reduzca al máximo. Asimismo, sabrá potenciar la luz natural de la vivienda con cortinas ligeras o colores claros en las áreas que lo precisen.

Fotos: Faro Barcelona