Tipos de parquet y sus propiedades

Tipos de parquet y sus propiedades

Tipos de parquet y sus propiedades 7952 5304 El blog de Aquí Tu Reforma

Si estamos realizando una reforma integral, renovar nuestro suelo es una de las propuestas a tener en cuenta. El parquet es una de las opciones de más calidad, además de la versatilidad que presenta, ya que no solo triunfa por su acabado estético, con versiones muy elegantes, sino también por su grandes cualidades tanto aislantes como sostenibles a la hora de dar una segunda vida a nuestro hogar. 

Pese a que el hecho de que haya tantas opciones disponibles para escoger sea un gran beneficio porque esto permite que se pueda adaptar a todo tipo de gustos, de vez en cuando esta gran variedad puede hacer que no nos decidamos por la mejor opción para nosotros y necesitemos la ayuda de un profesional. Aquí tu Reforma queremos ayudarte e intentaremos disipar cualquier tipo de duda explicando los diferentes tipos de parquet disponibles para aclarar nuestras ideas. De todos modos, recuerda que lo mejor es un asesoramiento personalizado: nuestros presupuestos son gratuitos y sin compromiso, por lo que estaremos encantados de ayudarte con la reforma de tu hogar.

PARQUET SEGÚN EL MATERIAL

Parquet vinílico

El parquet vinílico se coloca directamente encima del suelo anterior, por lo que su aplicación es sencilla y rápida – siempre teniendo en cuenta la nivelación correcta del mismo. Como características, es resistente a la humedad y no se hincha. Resulta una opción muy útil para aquellas personas que buscan sencillez a la hora de la limpieza, porque no retiene suciedad en la superficie. 

Parquet de madera natural

En esta categoría encontraremos los macizos o también los llamados multicapas. El macizo es el más caro al tratarse de un material con una calidad exquisita. La madera destaca por ser un excelente aislante térmico y eléctrico, flexible y resistente al mismo tiempo – características que hacen que revestir nuestro hogar con este material sea una opción perfecta. Con un correcto cuidado, su duración durante mucho tiempo estará garantizada.

Parquet laminado o sintético

Se trata de la opción más económica, que se adapta a cualquier tipo de bolsillo, no obstante, no quiere decir que su calidad sea inferior. El parquet laminado emplea tableros de filas compactas de alta densidad con una lámina decorativa en la superficie que imita los colores de la madera consiguiendo un acabado muy bueno. Es una opción que dispone de múltiples colores, formas y texturas, con un gran abanico de modelos y proveedores. 

Fáciles de mantener y de limpiar, soportan con mayor facilidad las situaciones de actividad personal ya que resisten a los impactos, siendo más difíciles de rayar. Además, es compatible con la calefacción por suelo radiante, aportando confort y bienestar. 

Parquet industrial

El parquet industrial presenta una muy buena relación calidad – precio, con una gran dureza y un aspecto visual muy característico, a modo de mosaico. El concepto industrial proviene de la gran estabilidad, resistencia y durabilidad que presentaba en los ámbitos industriales y deportivos. La madera utilizada para este tipo de parquet proviene del sobrante de otros trabajos, por lo tanto, se trata de un producto sostenible al reciclar madera, siendo una opción de suelo respetuosa con el medio ambiente. Es una opción no tan habitual en los hogares pero que en caso de decantarnos por ella, dotará a nuestra vivienda de una singularidad y personalidad únicas, gracias a los diseños que este tipo de parquet nos permite conseguir. 

PARQUET SEGÚN SU INSTALACIÓN 

También podemos clasificar el parquet según su instalación, en este caso nos encontramos con dos opciones. La primera es el parquet encolado, utilizado habitualmente con el parquet de madera natural – macizos – que se instala con una lana dentada para repartir el adhesivo sobre la solera y se va colocando el parquet. 

La segunda opción que encontramos es el parquet flotante. Se instala sobre todo con  laminados y multicapas, y de vez en cuando en algún macizo, pero no es tan habitual. Se caracteriza porque se instala después de haber limpiado la solera, cubriéndola con una capa aislante para posteriormente instalar el parquet laminado, respetando las juntas perimetrales de dilatación, ya que se dilata y contrae pero no está fijado en ningún punto al suelo. Es la más habitual por su sencillez y rapidez. 

Como puedes observar, el mundo del parquet es amplio con muchas opciones, así que si te animas a ponerlo en tu hogar, puedes escoger la que más se adapte a ti. Recuerda que desde Aquí tu Reforma estaremos encantados de asesorarte con cualquier deseo si estás interesado en renovar tu vivienda. Somos la empresa líder de reformas en nuestro país, con presencia en más de 50 ciudades y con 130 partners asociados. Si estás interesado en reformar, no dudes en solicitar un presupuesto gratuito para que algunos de nuestros profesionales se ponga en contacto contigo lo antes posible. 

 

 

Dejar un comentario