reformas en pisos de alquiler

Reformas en un piso de alquiler

Reformas en un piso de alquiler 861 709 El blog de Aquí Tu Reforma

Cuando hablamos de reformas, tendemos a pensar en ellas en el contexto de una vivienda de propiedad, ya que es una inversión importante y queremos que ese esfuerzo económico nos beneficie a nosotros; es completamente normal. Si nos paramos a pensar, actualmente la dificultad de acceso a una vivienda en las principales ciudades de España ha propiciado que el alquiler sea una vía de acceso más fácil, dejando la compra de un inmueble para más adelante.

Es en este contexto donde debemos replantearnos la necesidad de tener un hogar. Todos queremos uno, vivamos de alquiler o tengamos una hipoteca. Y ahí entra la reforma, la manera de convertir una casa, en un hogar.

Pero si estoy de alquiler, ¿me dejarán reformar?, ¿y si me gusta la casa pero quiero renovar el baño?, ¿y si quiero pintar?, son preguntas muy habituales e intentaremos responder a algunas de ellas.

Pintar la pared

Una mini-reforma muy frecuente cuando estamos de alquiler. Por lo general, no suele haber problemas para renovar la pared, ya que incluso los propietarios suelen ofrecer pintarla una vez al año, para que se mantenga mejor con el paso del tiempo. Lo mejor es hablar directamente con el casero, y aunque el blanco es la opción más recurrente por precio y porque crea armonía en la casa, puedes comentar la opción de otro color. Piensa que elegir colores que encajen con la decoración del inmueble facilitará que el propietario acceda.

El papel pintado

Si en tu caso te ha tocado un casero muy estricto, no tires la toalla. Puedes optar por papeles pintados que no dañan la pared y que cuando abandones la vivienda podrás retirar sin problemas. Te recomendamos escoger uno que sea adecuado para tu pared e importante, que sea lavable, para que su higiene y mantenimiento sean mejores. Los vinilos también son una buena opción para dar a tus paredes un nuevo aire sin la necesidad de pintar, una opción estupenda especialmente si tienes niños.

La iluminación

La luz es clave en una vivienda, y un deseo muy habitual es querer cambiar la instalación eléctrica, porque muchas viviendas de alquiler tienen poca luz, y más si dan a un patio interior. Para mantener la casa en el mismo estado, te recomendamos pensar en añadir algunas lámparas de pie o sobremesa, en lugar de pensar en cambiar la instalación eléctrica, que suele traer más complicaciones.

El baño

En el caso del baño, una estancia tan importante en una vivienda, es bastante habitual acordar una reforma con el propietario. La reforma de un baño no suele ser muy cara, requiere de poco tiempo para completarse y las molestias son bastante reducidas (obviamente, habría que analizar cada caso). Te recomendamos ofrecer al propietario encargarte de la reforma a cambio de descontarte algunos meses de alquiler; normalmente suelen acceder, ya que se benefician de tener un espacio renovado para futuros inquilinos.

La cocina

Puedes darle un nuevo aire a la cocina renovando los muebles o simplemente elementos como tiradores o electrodomésticos; en algunos casos puedes negociar con tu casero un descuento en la siguiente cuota si, por ejemplo, necesitas adquirir un microondas. Además, puedes consultar con los propietarios una renovación completa de la cocina explicándoles el ahorro en el consumo energético. Unos nuevos electrodomésticos y una grifería eficiente harán que bajen los consumos, provocando un descenso en la factura del agua y la luz y un granito de arena para el planeta.

¿Quieres reformar tu piso?

Aunque esperamos que estos consejos te resulten útiles, es normal que necesites algo de asesoramiento, en Aquí tu Reforma nos gusta estar a tu lado e intentar ayudarte a aclarar todas las dudas que puedas tener. Somos expertos en crear hogares, ofreciendo 2 años de garantía y cumplimiento de fechas por contrato.

Puedes pedir presupuesto sin ningún tipo de compromiso o escribir a nuestro equipo de atención al cliente, te ofreceremos todo el asesoramiento que necesites.