suelo-porcelanico-imitacion-madera

Suelo porcelánico imitación madera

Suelo porcelánico imitación madera 2496 1664 El blog de Aquí Tu Reforma

Quizá te estés planteando cambiar el suelo de tu vivienda. El suelo porcelánico imitación madera es una de las opciones que tienes a tu disposición. En este artículo te explicaremos las principales características de este tipo de suelo.

Cambiar el suelo de una vivienda o del cuarto de baño o cocina, precisa de una buena planificación y elegir correctamente los materiales.

Los suelos porcelánicos imitación madera son unos de los más populares. Aportan elegancia, variedad en sus diseños, facilidad demantenimiento y una gran resistencia. Si tu preferencia es un suelo de madera pero no el más conveniente para tu hogar, el suelo porcelánico imitación madera puede ser la solución.

¿Qué es exactamente el suelo porcelánico imitación madera?

El pavimento cerámico que imita a la madera es una tendencia que lleva tiempo comercializándose. Es en sí una simulación impresa texturizada que visualmente tiene la apariencia y textura como parquet. Se trata de un material que aporta elegancia a cualquier estancia de la vivienda, aunque antes de decidirse si es la mejor opción es necesario conocer sus principales características.

En los últimos tiempos han mejorado mucho las características de los suelos de gres que imitan la madera. Las baldosas reproducen con gran realismo el diseño, formato, textura y acabado. Recrean diferentes efectos típicos de los suelos de madera, resultando difícil diferenciar la imitación de la realidad.

Principales ventajas del parquet cerámico

Las ventajas del parquet cerámico son muchas, tal y como vas a poder comprobar en este listado:

  • Ofrece gran resistencia. El parquet cerámico es resistente al agua, a la humedad, al calor, al fuego, a los golpes y a gran parte de los productos de limpieza. Existen incluso pavimentos especiales para exteriores.
  • Facilidad de mantenimiento. No necesita pulidos o cera, su mantenimiento es prácticamente inexistente y se puede limpiar con casi cualquier producto de limpieza.
  • No se altera. El parquet cerámico no cambia por la radiación solar, no pierde color, no envejece, y no pierde brillo.
  • Permite diferentes y creativas formas de instalación al igual que la madera.

Baldosas imitación madera: características a tener en cuenta

En ocasiones, cuando el azulejo de imitación a la madera es de buena calidad, puede superar el precio de otras opciones que también imitan a la madera, como por ejemplo los parquets laminados.

En lo que se refiere a la colocación, precisa la realización de obras y de personal cualificado como el que encontrarás en Aquí tu reforma. Esto es así ya que este tipo de gres requiere de profesionales expertos. Por su parte, el suelo tiene que estar bien nivelado debido al gran tamaño de las piezas.

En lo que se refiere a la temperatura, recordar que los suelos de madera conservan mejor el calor que otro tipo de pavimentos.

Cuándo colocar azulejos de imitación a la madera

Estos consejos te ayudarán a conocer en qué casos resulta más adecuado instalar parquet cerámico:

  • Resulta idóneo para zonas del hogar de mucho paso como por ejemplo baños o cocinas, donde el parquet tradicional de madera sufre más.
  • Se puede instalar en zonas húmedas como el baño o la cocina. Además se puede solicitar un acabado antideslizante para poderlo utilizar como plato de ducha, por ejemplo.
  • Es más asequible que ciertos tipos de tarimas de madera maciza.
  • El gres porcelánico de imitación a la madera con un diseño clásico y atemporal evitará cansar al poco tiempo.
  • La cerámica conduce mejor el calor que la madera. Si quieres instalar un suelo radiante, el suelo porcelánico imitación madera contribuirá a que se distribuya mejor el calor.

Mantenimiento del suelo porcelánico

Una vez instalado el suelo porcelánico, se recomienda una espera de 5/6 días antes de realizar la primera limpieza.

Lo primero que haremos será retirar los restos de cemento de las baldosas del suelo de cerámica y de las juntas, para alisarlo. Para ello se puede utilizar una escoba de púas duras y después pasar la fregona con un producto desincrustante ácido quitacementos.

A partir de esta primera limpieza el mantenimiento del suelo es muy sencillo. No necesita cuidados especiales y existen numerosos productos válidos para este tipo de suelo para fregar o pasar la mopa.

Finalmente es importante saber que no es necesario el empleo de ceras, abrillantadores o estropajos de metal y cepillos duros.

Compartir

Dejar un comentario