Renovar tu cocina sin realizar grandes obras

Renovar tu cocina sin realizar grandes obras

Renovar tu cocina sin realizar grandes obras 400 533 El blog de Aquí tu Reforma

Una cocina reformada es el objeto de deseo de toda persona con una vivienda. Sin embargo, a veces no disponemos de tanto presupuesto como nos gustaría y tenemos que optar por pequeñas mejoras y aplazar la reforma integral de nuestra cocina. Pero no te preocupes, porque puedes realizar algunas mejoras con las que dar un lavado de cara a tu cocina estirando al máximo cada euro. Aunque recuerda que con Aquí Credit puedes conseguir una financiación a medida gracias a estupendos acuerdos con entidades financieras. La mejor manera de disfrutar de una cocina renovada de inmediato y pagar cómodamente mes a mes.

Pero cada hogar es un mundo y desde Aquí tu Reforma, empresa líder de reformas en nuestro país con la mayor red de profesionales y con presencia en más de 50 ciudades españolas, te traemos algunas pequeñas actuaciones que puedes realizar en tu cocina para darle una segunda vida. ¡Empezamos! 

Instalar un suelo de vinilo 

Si tu antigua cocina no ha tenido ninguna actualización, posiblemente tenga todavía incorporado un suelo de baldosas que tradicionalmente se instalaba en su construcción inicial. Sin embargo, para poder lucir una cocina de lo más moderna y chic, ¿por qué no lanzarte a la piscina y probar con el vinilo? Actualmente encontramos múltiples opciones en el mercado que simulan la madera o la cerámica de una manera espectacular. Su calidad es sublime y solamente requerirá de un justo mantenimiento. Podrás lucir un suelo visualmente idéntico a la madera pero resistente a la humedad, golpes o rayadas y ¡por muchísimo menos dinero! 

Renovar la encimera 

Probablemente, el cambio que mayor efecto wow creará en tus visitas. Quizás porque se trata del elemento al que le damos más uso en nuestro día a día. Si tu encimera está deteriorada, puede que sea buen momento para renovarla.

Lo más importante en este caso es escoger el material que queremos que nos acompañe. Este variará en función de sus prestaciones y de las necesidades que estemos buscando. Por ejemplo, podemos decantarnos por una piedra natural – granito o mármol – muy resistente y perdurable en el tiempo. También encontramos otras opciones como el acero inoxidable, que si eres una persona que se inspira en las tendencias, disfrutarás de una moderna cocina industrial muy de moda en los últimos tiempos. 

Al fin y al cabo, la cuestión reside en el gusto, que nos permita conseguir la cocina de nuestros sueños por menos de lo que piensas.

Muebles nuevos, vida nueva… ¡con pintura! 

Ya no es necesario comprar nuevos muebles si lo que queremos es renovarlos. La opción más económica y sostenible, reside en su restauración. Con una manita de pintura, podremos borrar las señales del paso del tiempo como las marcas o arañazos. Aunque también es una interesante opción si lo que buscas es un cambio de estilo para tu hogar.

Aquí la clave está en buscar una pintura que se adapte a lo que necesitamos – con el esmalte adecuado, resistente y duradero – y que deberemos aplicar con un rodillo de espuma. ¡Muebles tan brillantes que no necesitarás ni espejos!

¿Qué hay de la iluminación?

El siguiente paso, mejorar la iluminación de nuestra cocina. Recomendamos encarecidamente apostar por luces LED. Se trata de la opción más sostenible y que nos permitirá ahorrar en nuestra factura de la luz, más aún cuando los precios de la energía siguen disparados batiendo récords diarios. También, su ciclo de vida es muy superior al de las bombillas tradicionales, alargando su vida útil.

Las zonas de iluminación se dividen principalmente en dos – la zona de trabajo y la zona general. En la zona de trabajo te recomendamos que su luz sea blanca o neutra, entre los 4.000 y 4.500 Kelvin, clara y potente para no dejar ningún objeto sin iluminar. La zona general es la zona que entendemos como toda la cocina, más genérica y que exige que su nivel de iluminación presente un alto nivel de luz y un ángulo considerable, minimizando las sombras y generando sensación de amplitud. 

Dicho esto, es cuestión de cada usuario el saber adaptar las luces a las necesidades de cada cocina. 

Por último… ¡La decoración! 

Para finalizar, pero no por ello menos importante, darle un toque más personal. Personalizar nuestra cocina también es posible. Se consigue dotándola de aquellos elementos que más nos representen – unas bonitas plantas, utensilios decorativos que estén a la vista, baldas de madera o unos trapos a conjunto. ¡El ritmo lo marcas tú!, elige aquellos elementos que te identifiquen y hagan palpable que esa cocina es tuya.

Estos han sido algunos de los consejos que podemos seguir para renovar nuestra cocina sin pasar por grandes obras. Pero siempre debemos ponernos en manos de un profesional. Por eso, desde Aquí tu Reforma, te invitamos a que solicites un presupuesto totalmente gratuito y uno de nuestros profesionales te ayudará para conseguir la cocina de tus sueños.

2 comentarios

Dejar un comentario